miércoles, 26 de julio de 2017

1 y 2 DE AGOSTO DE 1218

Este año de Cristo Redentor es el tercero de la preparación al Jubileo de los 800 años de la Fundación de la Orden de la Merced. Es una ocasión para vivir el encuentro con lo más esencial de la espiritualidad mercedaria: Cristo Redentor. 

Como no recordar un hecho tan fuerte y significativo en la vida de san Pedro Nolasco, la noche del primero al dos de agosto de 1218, en su casa de Barcelona, nuestra Madre la Virgen María, fue mensajera de su Hijo inspirándole la Fundación de una Orden de religiosos que imitaran a Jesús Redentor de los hombres.




martes, 25 de julio de 2017

ARTÍCULO: ¿CÓMO PUEDEN LOS PROFESORES PLANTEAR Y RESOLVER PROBLEMAS CON SUS ALUMNOS.


Si un problema no es un ejercicio de aula, entonces ¿qué es? Conoce aquí alguna claves que te ayudarán a mejorar el diseño de tus desafíos.

El matemático húngaro George Polya dijo una vez que era “mejor resolver un problema de cinco formas distintas a resolver cinco problemas de una sola manera”. Es decir, buscar cinco estrategias distintas es mejor que utilizar sólo una, que probablemente sea ya conocida y que, además, no involucre usar la creatividad.

Esta cita cobra especial relevancia estos días, en que la resolución de problemas está incluida en pruebas internacionales como PISA y desde los currículos actuales se releva la importancia de enseñarles a los alumnos a aprender a resolver problemas para poder enfrentar los desafíos del siglo XXI.

Sin ir más lejos, en Chile las bases curriculares las consideran como una de las cuatro habilidades a desarrollar en matemática en la enseñanza básica y media, junto con argumentar y comunicar, modelar y representar.

Pero, ¿qué es la resolución de problemas y cuál es su importancia?

Es un proceso fundamental del aprendizaje mediante el cual los estudiantes usan los conocimientos que ya tienen para descubrir lo que no saben, a través de la generación de hipótesis y de establecer conexiones entre distintos elementos. Implica tres funciones básicas – búsqueda de información, generación de nuevos conocimientos y toma de decisiones-, que permiten a los estudiantes a progresar en su autonomía a través de la creatividad, de ser críticos y de comprender las informaciones que reciben.

No solamente está asociada al plano matemático, sino a un cúmulo más integral de conocimientos, y se relaciona con lo que se enseña en cada uno de ellos. De esta forma, puede ayudar establecer puentes entre los conocimientos informales del alumno, que usa en distintos contextos, y los formales de cada disciplina.

CONDICIONES PARA EL DISEÑO DE PROBLEMAS

José Cifuentes, profesor de Matemáticas, Informática y asesor educativo de Comunidad InGenio, señala que la resolución de problemas es una habilidad que se necesita en la sociedad actual. “Permanentemente estamos resolviendo problemas, no solamente matemáticos. Si llegas a tu casa y no tienes luz, tienes que resolverlo, por dar un ejemplo mundano”, señala.

Para él, a nivel cognitivo, la resolución de un problema está a un nivel superior a lo que significa resolver un ejercicio de cllase. Y ahí radica uno de los principales problemas que tienen los profesores de matemática, quienes normalmente enseñan a sus estudiantes sólo a resolver estos últimos. “Cuando resolvemos un ejercicio, tendemos a utilizar herramientas que conocemos en un contexto en el cual las vamos a aplicar de la misma forma en que fueron aprendidas”, comenta.

Pero cómo pueden los profesores plantear problemas que aporten al aprendizaje significativo de sus alumnos?, ¿cómo se construye un buen problema? Según Cifuentes, la primera condición es que tiene que ser un desafío. Y para serlo, no puede responderse inmediatamente:

“Los problemas adecuados son los que proporcionan oportunidades de aprendizaje real. Es allí donde la resolución de problemas se relaciona con la formulación de estrategias: los alumnos tienen que ser capaces de abordar la situación, de llevarla a un contexto, utilizar herramientas, modelar, formular propuestas para la resolución. Y si no se resuelve, deben volver a realizar este proceso”.

Continúe leyendo aquí el artículo escuelaenmovimiento.cl


VI CONGRESO DE EDUCACIÓN ESCOLAR CATÓLICA

VI CONGRESO DE EDUCACIÓN CATÓLICA
Nuestra misión en el Chile de hoy

El Congreso de Educación Escolar tendrá como eje principal el desafío que enfrentan las escuelas de escuchar, anunciar y servir a los jóvenes en su proyecto de vida, entregando metodologías, contenidos y actualización para su quehacer educativo.






Reserva tu cupo y para conocer el programa visita educacióncatólica.cl

lunes, 24 de julio de 2017

III SEMINARIO INTERNACIONAL ¿QUÉ LEER? CÓMO LEER?

El Ministerio de Educación, a través del Plan Nacional de la Lectura, y la Pontificia Universidad Católica de Chile invitan a participar del tercer Seminario Internacional ¿Qué leer? ¿Cómo leer? Lectura e Inclusión a realizarse los días jueves 17 y viernes 18 de agosto en el Centro de Extensión UC (Alameda 390, metro Universidad Católica).

El seminario contará con tres conferencias magistrales de invitados internacionales: Thomas Reeves (EEUU), Philip Nel  (EEUU) y  Gusti (ARG-ESP); 12 mesas temáticas con especialistas nacionales e internacionales; un espacio interactivo de tecnologías al servicio de la inclusión; y presentación de afiches de proyectos sobre lectura y discapacidad, pueblos originarios, género, migrantes, primera infancia, entre otros.
La entrada es gratuita pero los cupos son limitados previa inscripción.

¿Quieres participar?, puedes inscribirte haciendo clic en este enlace



AGOSTO: MES DE LA SOLIDARIDAD

La Vicaría para la Educación, este año invita a todos los chilenos a reconocer y valorar la felicidad, brindando especialmente a los estudiantes una propuesta de sentido, atraerlos al encuentro y al compromiso con los demás.

Para este fin presentan las Fichas de Solidaridad 2017 para trabajar, profundizar y reflexionar en la comunidad educativa.





Fuente: vicariaeducacion.cl




OPINIÓN: EL ROL DE LOS DIRECTORES. DE LA CALIDAD DE LA SALA DE CLASES A LA CALIDAD DE LA ESCUELA

Por Juan Pablo Valenzuela – Jefe de Área de Investigación y Evaluación de Políticas y Prácticas en Liderazgo Educativo.

Al interior de cada colegio existe una alta diversidad entre los docentes, tanto en sus conocimientos disciplinarios, prácticas pedagógicas, manejo del clima escolar o incluso en la asistencia regular y realización oportuna de sus clases. En la experiencia desarrollada por Mejor Matemática, una pequeña iniciativa destinada a promover la mejoría de la enseñanza de esta disciplina en educación básica de algunas escuelas vulnerables de la Región Metropolitana, pudimos apreciar que la calidad de la interacción de los docentes de 1º a 8º básico con sus estudiantes es mucho más diferenciada al interior de cada establecimiento que entre las comunidades participantes. Sin embargo, esta heterogeneidad de capacidades en las escuelas es raramente aprovechada para que los docentes más destacados en algunos ámbitos sean un recurso para el desarrollo de sus colegas. Por falta de tiempo, por escasas prácticas de colaboración o simplemente porque son invisibles, las buenas prácticas de un docente no se reconocen como un recurso valioso para el mejoramiento escolar.

Por otra parte, de poco les sirve a los alumnos tener buenas experiencias de aprendizaje en matemática u otra disciplina en 1º y 6º básico, o solo para el 4ºA. Es necesario que en el resto de los grados y cursos de la misma escuela, tengan estas experiencias. No solo necesitamos algunos buenos profesores en la escuela, sino que necesitamos toda una buena escuela. En este contexto, una situación que hace aún más difícil lograr este objetivo es que los docentes más efectivos son más difíciles de retener en el sistema escolar. Ellos, con mayor frecuencia que sus pares menos efectivos, se cambian de establecimiento o abandonan el sistema escolar; situación aún más crítica entre las escuelas vulnerables y de bajo desempeño.

De igual forma, en la experiencia de Mejor Matemática pudimos comprobar que una gran parte de los docentes de las escuelas vulnerables desea y puede mejorar su trabajo con los estudiantes. Observamos importantes esfuerzos en diversos ámbitos, tales como instalar prácticas de trabajo colaborativo entre los niños, mejorar el clima de la sala de clases, promover el pensamiento matemático o utilizar las producciones matemáticas de los propios estudiantes para potenciar los aprendizajes. Pero el fortalecimiento de las competencias profesionales alcanzado termina siendo un logro individual y solo para la sala de clases de esos profesores. Para tener toda una buena escuela se requiere una práctica regular de trabajo del conjunto de la escuela, que se comparte entre los maestros, se sigue perfeccionando en el tiempo y se enseña a los nuevos profesores que ingresan al colegio. Solo los líderes escolares, especialmente sus directores y directoras, pueden avanzar en estos logros para el conjunto de su escuela o liceo.

¿Por qué solo lo pueden lograr los equipos directivos? Porque solo ellos pueden priorizar el trabajo colaborativo al interior de la escuela con acciones regulares y permanentes, con los tiempos suficientes y con modalidades que efectivamente generen mayores capacidades entre todos los profesores; son los responsables de distribuir adecuadamente los docentes entre los cursos y asignaturas que enseñarán; determinan la habitualidad y relevancia que tendrán las prácticas para el mejoramiento continuo del trabajo en aula como la observación y retroalimentación; planifican e implementan  mecanismos de seguimiento de cobertura curricular, así como los mecanismos de evaluación de los aprendizajes de los niños; planifican e implementan  la mayor parte de las acciones y estrategias de formación continua de los docentes; son los responsables de asegurar una alta tasa de asistencia de todos los niños como también de todos los profesores.
En síntesis, los directivos lideran una cultura interna que permite un compromiso personal y profesional del conjunto de los docentes con el proyecto educativo de la escuela, generando la convicción de que todos los niños pueden aprender y teniendo altas expectativas de lo que pueden alcanzar, y que la principal responsabilidad de ello recae individual y colectivamente en el equipo directivo y docente de la escuela.

De igual forma, en el estudio Lo Aprendí en la Escuela (LOM, 2014), junto a casi veinte investigadores, descubrimos que apenas una de cada diez escuelas logra un mejoramiento sostenido e integral en el tiempo. Además, descubrimos que entre las comunidades escolares que se encuentran en una situación crítica de desempeño y gestión, el director o directora es el factor más relevante para iniciar este tipo de trayectoria. En los establecimientos que muestran un mejoramiento sostenido son ellos los que construyen una visión compartida, levantan las expectativas del conjunto de la comunidad escolar, priorizan las áreas y acciones que permitan movilizar a la comunidad en una misma dirección y que respondan a los factores más críticos para revertir la situación actual, y comienzan a desarrollar prácticas de trabajo colaborativo y pedagógico que permiten compatibilizar mejoras en la gestión administrativa y financiera. Mejorar gradualmente los aprendizajes y oportunidades educativas de todos los niños y no solo de los cursos y asignaturas que rinden el SIMCE, tiene una alta prioridad.

Lograr una clase más efectiva, más participativa y atractiva para sus estudiantes puede ser tarea de un docente. Lograr que estos atributos sean de toda una escuela, y que ello permita que ésta se encamine hacia una trayectoria de mejoramiento sostenido, solo puede ser liderado por su equipo directivo.

Fuente: lidereseducativos.cl



viernes, 21 de julio de 2017

PARTICIPA COLEGIO SALUDABLE



La Fundación Chile Vive Sano realizará por primera vez el Premio Colegio Saludable, que busca reconocer a aquellos establecimientos educacionales que contribuyan al desarrollo de hábitos saludables en sus alumnos a través de estrategias de promoción de salud escolar.

Pueden postular todos los establecimientos educacionales de Chile (educación pre-escolar, básica y/o media), en una de las tres categorías:
  • Colegios Municipales
  • Colegios particulares subvencionados
  • Colegios particulares pagados
Para participar, se debe completar el formulario online junto con la información requerida.
Se premiará al 1°, 2° y 3° lugar de las tres categorías en competencia.  El primer lugar de cada categoría recibirá un juego modular para el establecimiento. Además, los ganadores recibirán un galvano de reconocimiento.

Para participar, revisa el sitio oficial chilevivesano